La visión y la misión de una empresa tienen mala fama. Son frases muy bonitas, que nadie tiene en cuenta, o no practica a diario. Sin embargo, las nuevas formas de organización las consideran más vitales que nunca, como verás al final de este artículo.

Sin embargo, existen muchas definiciones sobre qué es la visión, la misión y los valores de una empresa. También hay muchos mal entendidos y discrepancias, que queremos contribuir a resolver.

1. ¿Cuál es el objetivo de la misión y visión de una empresa?

En esta imagen, va nuestra interpretación para explicar lo que es la visión, misión y propósito de una empresa. Lo hacemos a través de los cuatro elementos (cuerpo, emociones, mente y alma) que consideramos necesarios para que no haya organizaciones tóxicas. Y, lo hacemos con la metáfora de una planta.

1.1. La Misión

La misión de una empresa o persona es lo que haces. ¿Por qué estamos aquí? La misión de un naranjo es dar naranjas, la de un limonero dar limones y la de una tomatera dar tomates. Para Graham Kenny la misión es «en qué negocio se encuentra la organización (y qué no es) tanto ahora como proyectando hacia el futuro». La misión refleja cómo se diferencia la empresa.

La misión es el elemento corporal de una organización, a qué se dedica. Además, cada uno de los departamentos, tiene su propia misión: Ventas tiene como misión conseguir clientes; Finanzas tiene como misión administrar y controlar los recursos económicos; etc.

En una planta, la misión viene representada por las raíces, que son las encargadas de hacer sobrevivir a la planta. Si una empresa no tiene una misión clara y definida, no puede echar raíces, y no durará mucho tiempo. Es el problema que tienen muchas startups, que tienen una idea de un producto nuevo pero no la pueden hacer realidad, al no lograr clientes suficientes que vean que ese producto resuelve una necesidad suya.

Todas las misiones tratan de resolver una necesidad. Cuando una organización no resuelve ningún problema en concreto, no tendrá clientes con los que echar raíces, y desaparecerá con el tiempo. No tiene razón de ser. Por tanto, la misión es lo que garantiza la supervivencia de una organización.

El elemento más importante para garantizar la misión de una empresa es la disciplina. Sin disciplina, sin unas estructuras o unos procesos claros y definidos, la empresa estará al albur de los acontecimientos. No hará las cosas de una manera planificada.

La misión de empresa se va consiguiendo en pequeños pasos que llamamos objetivos y pasando por algunos hitos en el camino, que llamamos resultados clave.

1.2. La pasión

Pero, tener una misión no es suficiente. También es necesario que esa misión esté alineada con la parte emocional de las personas, con lo que les apasiona. Si los trabajadores no se sienten involucrados con lo que hacen, irán perdiendo la pasión y no amarán lo que hacen. Lo harán con desgana.

En el caso de la planta, el componente emocional es lo que da seguridad y confianza para que puedan lograr sus frutos. Es el tallo de la planta. Cuando los árboles no son lo suficientemente gruesos, se los puede llevar el viento. Y, se apuntalan con otros mecanismos.

Cuando falta la pasión (el tronco es endeble) no se puede confiar en las personas, aunque se busquen sujeciones artificiales, como el palo o la zanahoria.

1.3. La Visión

La visión de una empresa es es el sueño que queremos lograr. ¿A dónde vamos? Lo que quieres hacer. Hay diversas interpretaciones de esta simple definición. Una versión más empresarial es cómo quiere ser la organización dentro de unos años. Otros interpretan la visión como el mundo en el que te gustaría vivir.

La visión es lo que nos hace crecer y desarrollarnos. En el caso de las plantas, son sus hojas y sus frutos. Es por lo que trabajamos a largo plazo. Por ejemplo, el mítico alma mater de Apple, Steve Jobs, tuvo la visión de una computadora personal en cada hogar.

Cuando una persona, o una organización, no tiene una visión, se limita a hacer lo que le dicen. Las reglas (misión) ocupan el lugar de la visión.

1.4. El propósito

Para Bruce Jones, el propósito común va más allá de la misión, actuando como el principio unificador que impulsa todo lo que hace la organización. ¿Qué huella queremos dejar en el mundo? Es lo nos mueve y motiva a hacer lo que queremos. Es el hilo conductor de toda organización.

Normalmente, va más allá de la propia persona. En el caso de una planta, su contribución es limpiar el aire. Es su manera particular de aportar.

2. ¿Cómo definir la visión y la misión de una empresa?

A la hora de definirlas, un ejercicio muy recomendable es soñar el mundo que quieres (visión), en qué eres bueno para hacerlo realidad (misión), que te gusta hacer (pasión) y cómo puedes contribuir a dejar una huella (propósito).

Visión:

  • ¿Define un futuro deseable?
  • ¿Motiva?
  • ¿Es clara y concisa?

Misión:

  • ¿Por qué estamos aquí?
  • Para quién lo hacemos?
  • ¿Qué necesidades satisfacemos?
  • ¿Qué valoran nuestros clientes?
  • ¿Cómo nos diferenciamos del resto?

Pasión:

  • Valores: ¿Cómo esperar hacerlo?

Propósito:

  • ¿Para qué estamos aquí?

2.1. Ejemplos

La cadena de supermercados americana Wallmart tiene como visión ser el líder mundial del retail y su misión es ayudar a ahorrar dinero para vivir mejor. Por eso, siempre trabaja con precios bajos y ahorro de costes para sus clientes. Estas son algunos ejemplos de propósito de organizaciones.

2.2. ¿Y los valores?

Los valores explican el cómo. Como debe trabajar cada empleado en la organización. Los valores son la gasolina que mueve a las organizaciones hacia su propósito. Los valores, al final, modelan la identidad de una organización. Para que resulten creíbles, y nadie los ignore, tienen que responder a lo que Aristóteles llamaba el ethos, el pathos y el logos (credibilidad, emoción y lógica). En otras palabras, que lo que piensas, haces y dices esté alineado o en coherencia. Esto sucede muy pocas veces, por eso, para los clientes el 90% de las marcas son completamente prescindibles y sólo el 10% les parecen wow! Son ese 10 % que se citan en las escuelas de negocio y se toman como referente en los post-grado. Y, finalmente, dan más rentabilidad que mirar sólo lo económico.

3. ¿Qué hacen las empresas con su misión y visión según su nivel de gestión organizacional?

Martin Permantier en su libro, La actitud decide, ha analizado cómo las organizaciones, según su nivel de consciencia, aplican su declaración de misión de empresa. Es una correlación que tiene mucho paralelismo con los niveles que describió Frederic Laloux en Reinventando Organizaciones.

3.1. Organizaciones Rojas

En las organizaciones rojas, la actitud impulsiva del jefe hace que la misión sea él mismo. Yo soy la misión y visión de la empresa. Pero, son más instrucciones para los empleados y no se aplican a él. La misión se caracteriza por impulsos, a corto plazo.

3.2. Organizaciones Ámbar

En las organizaciones ámbar, la situación se podría resumir con la siguiente frase: «Hemos escrito nuestra misión y la hemos archivado en un cajón». Normalmente, será un copia y pega de otra compañía del sector. Esto refleja una desconexión total con la declaración de misión. Lo que importa es cumplir las normas.

3.3. Organizaciones naranja

En las organizaciones naranja, la declaración de misión cuelga de la pared, generalmente enmarcada. Y, ahí quedan, como una reliquia. El problema es que no es una experiencia compartida. Lo único que une es ser más eficientes para ganar dinero, mucho dinero, cuanto más mejor.

3.4. Organizaciones verde

En las organizaciones verdes se trabaja mucho en la visión y la misión. Sirven para desarrollar una comprensión común del liderazgo. Se explora entre todas y se viven activamente. Se es muy sensible. No es lo mismo hacer las cosas si daña al planeta o no cumple con los ODS. Queremos actuar en consecuencia. Nos trae una nueva profundidad y honestidad.

3.5. Organizaciones teal

En las organizaciones teal, está intregrado en cada una de las acciones. Hay una visión común y se actúa en cada momento atendiendo a lo que mejor responde a nuestro propósito. Son la base de la auto-organización. Y, todas las acciones deben reflejar ese propósito. Las metas personales, las metas del equipo y las metas de la compañía están todas alineadas con ese propósito.

Preferencias de privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Abrir chat