Lideres teal

‘Líderes teal para organizaciones teal’ trata de mostrar cuáles son los próximos modelo de liderazgo que tenemos por delante los próximos años. Cuando me refiero a modelo de liderazgo me refiero a la mentalidad. Por usar la comparación con informática, un modelo nuevo es un sistema operativo completamente novedoso. Mientras que dentro de un modelo de liderazgo, puede haber diferentes estilos, más relacionados con la actitud, con el cómo. Dentro de ese sistema operativo, hay diferentes programas, como la gestión emocional, la capacidad de gestión, etc.

En este artículo, vamos a ver cómo hasta ahora convivían tres modelo de liderazgo: el liderazgo funcional experto, que tiene el 45% de la población; el triunfador (Achiever), con un 35% y, finalmente, el relativista (catalyst ), con aproximadamente el 10%. El liderazgo teal o sistémico es realmente muy novedoso y no llega al 5%. Cada modelo de liderazgo llega hasta donde el anterior y avanza un poco más. Cada versión de sistema operativo tiene que actualizarse con la inmediatamente superior. No puede haber saltos.

¿Por qué surge un nuevo modelo de liderazgo?

Escribo esta entrada durante el periodo de confinamiento por la pandemia de 2020, un tiempo que, obligatoriamente, nos avoca a encontrarnos con nosotros mismos. No tanto con la imagen que, generalmente, damos en público, sino con nuestros miedos y sombras.

Un tiempo en el que hemos pensado en la posibilidad de contagiarnos e incluso de perder la vida. Tras este trance, nada volverá a ser igual. Eso va afectar al paradigma de liderazgo reinante, que hasta ahora es el experto y el triunfador. Hasta ahora, lo que se imponía como modelo social era el triunfador, pionero, «conseguidor» de retos. Una persona altamente competitiva. El modelo típico del capitalismo. Siguiendo el modelo de colores planteado por Frederic Laloux, en Reinventando Organizaciones, típico de las organizaciones naranja. Aunque, Laloux agrupa bajo el color naranja tanto al liderazgo experto como al triunfador. Este es un vídeo para que veas el estilo.

Las personas del mundo de la empresa más aclamadas durante el Coronavirus, aparte del loable personal médico y las fuerzas de seguridad, han sido aquellas que han hecho donaciones de material o que han cedido sus instalaciones. En una palabra, aquellas que han antepuesto el interés general al suyo particular. En cambio, las más vilipendiadas son aquellas que han ido a buscar un rédito personal, como ese empresario que acumulaba en sus almacenes mascarillas esperando que subiera el precio.

Este ejemplo nos permite visualizar cómo estamos ante lo que el creador de la Teoría U, Otto Scharmer, y otros autores describen como aprendizaje vertical, por aumentar nuestro nivel de conciencia, frente al aprendizaje horizontal, en donde se aprenden habilidades o capacidades. Es decir, por cambiar el sistema operativo a uno nuevo más que hacer actualizaciones del que tengamos actualmente.

¿Cómo son los nuevos paradigmas de liderazgo?

En esta web, en el menú Recursos, hemos descrito las características de los siguientes modelos de liderazgo, tomando como referencia los planteados por Bill Joiner en su libro Leadership Agility. Son los liderazgos relativista (verde), sistémico (teal) y sinergista/co-creador (turquesa). En paréntesis tienes la correlación con los colores que aplicó Laloux. La mezcla de tecnología con bienestar físico y emocional impulsará los nuevos modelos emergentes.

Todos estos modelos de liderazgo tienen como base la psicología evolutiva. Para que veas los distintos colores aplicados por los autores, te dejo un cuadro resumen.

Liderazgo verde/Pluralista

Por evolución, el nivel siguiente es el de las organizaciones verdes, según las describió Laloux. Es el paradigma cuyos valores se van a poner de moda en los próximos años.

Según Joiner, el estilo de liderazgo será el relativista o pluralista, que tiene su referente en la cultura post-moderna. Estas son algunas de las claves:

  • Del trabajo en solitario al trabajar por una causa. Hasta ahora se extendía el modelo de emprendedor en solitario. Tras esta situación, en la que le toca vivir los riesgos de ir solo en propias carnes, se van a multiplicar las alianzas y el trabajo en red. Sobre todo, aquellas que están al servicio de una causa, como una ONG, o tratan de hacer el bien a los demás. El trabajo va a ser más que una forma de estatus social para convertirse en una forma de colaborar con los demás. Un estilo de vida, por así decirlo. La parte negativa es que la frontera entre lo que es trabajo y lo que es hobbie, como estamos viendo durante el confinamiento, es difusa.
  • Actividades basadas en nuestro cuerpo. La ausencia de contacto físico, sólo virtual, nos está haciendo pensar en su importancia. El yoga, o la danza, van a tener un resurgir como forma de expresión. En general, todo lo artístico. Ahora vamos a querer un ritmo de vida más pausado, o zen. Llegan tiempos de auto-exploración, de conectar con uno mismo.
  • Interés por la biotecnología. Si hasta ahora, la seguridad era física o sobre las redes, ahora el centro de atención va a pasar hacia las células para evitar que se produzca una amenaza vírica global.
  • Sostenibilidad. La imagen de Venecia con aguas cristalinas, y delfines navegando por ellas, es todo un quiebre al modo de vida que agotaba al Planeta. La nueva forma de relacionarnos con los recursos, dejando de acaparar y pasando a compartir.

Para un líder verde/relativista, las relaciones están por encima de los resultados. El elemento a trabajar para este desarrollo vertical, y pasar de un liderazgo naranja a otro verde, es la diversidad y la compasión. Es decir, una forma de relacionarnos que no violenta, invade o aplasta al otro. Mucho más respetuosa. Es la característica que permite pasar al nuevo sistema operativo.

LIDERAZGO TEAL/SISTÉMICO

Para aquellos que anhelan trabajar organizaciones teal, el elemento para el aprendizaje vertical es el trabajo interior. La correlación en cuanto a liderazgo es lo que Bill Joiner describió como Liderazgo Sistémico, y que culturamente pertenece a lo que está naciendo con el nombre de Meta-modernismo.

¿Cómo son los líderes teal?

  • Trabajo Interior. Estos líderes tienen un gran trabajo interior para poder reconocer al otro en su condicionalidad, y se consciente de la situación y del contexto. Ese desarrollo personal les permite modular intencionalmente su comportamiento de empatía y actuar como un apoyo.
  • Organizaciones colaborativas. Pioneros en nuevas formas de organización que desarrollan las relaciones de equipo y son genuinamente colaborativas. 
  • Propósito compartido y evolutivo. Le mueve ayudar a los demás a través de la consecución de un propósito compartido.
  • Pensamiento complejo. Frente al pensamiento lineal, de causa y efecto, tiene la capacidad de pensar en los sistemas de relaciones en los que te involucras.
  • Auto-responsabilidad. La libertad se acompaña de su otra cara, la responsabilidad. Asume la plena responsabilidad de sí mismo, sin culpar a nadie ni a las circunstancias.

Puedes ver más características en esta ficha de los líderes teal realizada a partir de las aportaciones de Bill Joiner y Martin Permantier. Los líderes teal son considerados como los primeros líderes post-heroicos: confían en la abundancia de la vida y buscan la auto-realización, esto es, una vida bien vivida.

Es decir, aquellos que por primera vez piensan menos en ellos mismos y piensan más en el colectivo. Como dijo el Papa Francisco: «Todos estamos en el mismo barco. No podemos hacerlo solos. Solo juntos», «No somos autosuficientes, solos nos hundimos».

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Abrir chat