la muerte como maestra

Mientras escribo, escucho el parte diario de bajas por la pandemia. Hoy, más de 800 personas, en su mayoría mayores de 70 años.  La cantidad es parecida a todos los asesinados por terrorismo etarra en España, que durante décadas nos sembró de pánico.

A la gran mayoría, sus familiares no les han podido velar, ni despedir en los cementerios. Son las imágenes que nos faltan para calcular la magnitud de la familia. Por eso, nos movemos en el territorio de las estadísticas. Estamos luchando contra una gráfica.

Tenemos mucho miedo a la muerte, pero la muerte es, también, una gran maestra. Personalmente, descubrí qué es la vida el día que enterré a mi padre, y no ha pasado un día en el que no me haya acordado de él. Hay una idea de la muerte que me gusta: dejar ir lo viejo para que nazca lo nuevo.

Cuando todo pase, nuestra vida tampoco será la misma. Hasta entonces, podemos aprovechar esta clausura para pensar y reflexionar sobre nuestras vidas, para revisar el rumbo que la hemos dado y si nos hace felices. Si, de verdad, estamos viviendo bien nuestras vidas. ¿Qué nuevo queremos que aparezca y que queremos dejar ir?

Dejar ir para que nazca lo nuevo

En este punto, me remito a la reveladora aportación de Juan Antonio Gómez García, quien nos enseña el modo en el que podemos aprovechar la pandemia como oportunidad para elegir el futuro que quieres construir. Lo hace en forma de tres preguntas:

  1. Y cuando esto pase en unas semanas, ¿Qué mundo deseo crear?
  2. Y cuando esto pase en unas semanas, ¿Qué vida deseo fomentar para los que están alrededor mío?
  3. Y cuando esto pase en unas semanas, ¿Qué entorno profesional quiero para desarrollarme y para que se desarrollen mis colaboradoras/es?

Estas tres preguntas, que se pueden resumir en la expresión coloquial más conocida de ¿qué quieres ser de mayor? , son la base sobre la que trabajan algunas de los nuevas formas de organización colaborativas y transparentes, como la Sociocracia, el Dragon Dreaming o la Indagación Apreciativa:

  • Sociocracia: La Sociocracia es un modelo de gobernanza basado en la equivalencia de todos sus miembros dentro de un círculo y una jerarquía, no basada tanto en el poder, sino en la capacidad de sus integrantes. Para asumir un rol, se elige entre todos los componentes, quien se piense que mejor lo puede hacer. La ausencia de jefes, en el sentido jerárquico y tradicional que tenemos en mente, se suple con el enunciado de misión del círculo o de la organización. La misión es qué estamos llamados a hacer para hacer realidad una aspiración, o visión. Todo parte de preguntarme qué mundo deseo crear.
  • Dragon Dreaming. Este marco para la gestión de proyectos se basa en un sistema circular, que empieza a partir de una primera fase de soñar aquello que queremos. Se toma conciencia de lo que queremos, vemos cómo esto nos motiva y hacemos acopio de información sobre ese asunto para poder desarrollarlo.
  • Indagación apreciativa. La Indagación apreciativa también construye el futuro a partir de las fortalezas o «apreciación», es decir, el descubrimiento de aquellos factores que dan vida a un grupo u organización. También, por supuesto, se puede utilizar para personas individualmente.

Esto que ahora escuchamos tanto de «cuando salga, voy a hacer esto…» es lo que nos da vida. Es a partir de ese descubrir a través de nuestro sueño como luego se planifica y se construye.

La sal de la vida

Hay un elemento que añadir a esta ecuación y es el otro aprendizaje de esta crisis global, el cambio de paradigma que sustituye el culto a lo individual por la generosidad hacia lo colectivo.

La gente más profundamente motivada -por no mencionar aquellos que son más productivos y están más satisfechos- asocian sus deseos a una causa más importante que ellos

Daniel Pink

Ese ingrediente es hacer las cosas para que sean útiles a los demás, por una causa mayor que uno mismo. Ésa es la sal que va a dar sabor a una vida.

Lo que nos enseña la muerte como maestra es a aprovechar la vida. El aprendizaje es lo que Magda Barceló, en uno de los mejores libros de coaching que se ha publicado recientemente, llama «Tu vida épica«. Esa vida épica es el resultado de saber que somos mortales y nuestro tiempo es limitado, que tenemos un don único, genuino, que ninguna otra persona posee y que, por tanto, estamos llamados a hacer algo (nuestro propósito) que nadie más hará. Si hacemos lo que la vida espera de nosotros, no hay temor a la muerte. Nuestro trabajo quedó hecho.

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Abrir chat