Las 3 oleadas digitales

La NASA acaba de publicar una investigación explicando los actuales disruptores del mercado de trabado (Future of Work) que me ha recordado mucho el esquema a partir del cual me inspiré para escribir el año pasado la segunda parte de Talentocracia, dedicada a las nuevas formas de liderazgo, y que quiero compartir en este post, porque constituye una auténtica brújula de la digitalización para quien quiera embarcarse en un proceso de transformación digital.

Las 3 oleadas digitales:

1. Web 2.0 (2006-2011):

La aparición del primer smartphone, el iPhone, y el kit de herramientas en la nube Amazon Web Services permiten la aparición de un mundo móvil, hiperconectado y en el que cualquiera tiene las capacidades tecnológicas para comunicarse o desarrollar productos tecnológicas sin apenas inversión inicial. Tod=s nos convertimos en prosumidores (consumidores + productores de información permitiendo una conversación con cualquier persona, en tiempo real, sin coste y con audiencias públicas globales) a través de las redes sociales que permiten el empoderamiento ciudadano y que catalizaron las protestas de la primavera árabe y el 15-M.

  • Libros de cabecera: El mundo GroundswelEl Manifiesto Cluetrain.
  • Nuevos valores: participación, engagement (capacidad de entusiasmar y comprometer-se) y transparencia.
  • Motor: Redes sociales
  • Ejemplos: Facebook, Twitter,
  • Aportaciones: Economía Long-tail, reputación online, marca personal, Economía de la atención y las experiencias (influcencers), Economía creativa
  • Sombras: Polarización del conocimiento (sólo seguimos a quienes piensan como nosotros), haters.

2. La sociedad colaborativa (2011-2016):

La segunda oleada (El internet 3.0) surge a partir del coste marginal cero de la información digital (bits) y el poder exponencial de las redes y abarata los precios de datos y productos por la eliminación de intermediarios.

3. El tiempo de las máquinas (2011-actualidad):

La tercera oleada (El internet 4.0) va más allá en la conectividad, ya no son sólo las personas sino también las máquinas las que están conectadas, generando la nueva materia prima de la digitalización: los datos. Estaos ante la nueva economía de las cosas conectadas. Las grandes empresas digitales ya no son las que han digitalizado sus procesos sino las que aprovechan los datos de sus usuarios para conocerles mejor, predecir sus gustos y ofrecerles servicios personalizados.

La confianza sube un escalón y ya no permitimos que esté en unas pocas manos susceptibles de corromperse, como las crisis del 2008 demostró, sino que la solución es más tecnología, distribuir esa confianza de forma antijerárquica con la tecnología de bloques o blockchain que imposibilita su manipulación. Los famosos terceros de confianza se sustituyen por múltiples y distribuidos guardianes de esa confianza.

  • Libros de cabecera: Wikinomics: la nueva economía de las multitudes inteligentes.
  • Nuevos valores: Aprendizaje continuo (kaizen), .
  • Motor: Algoritmos.
  • Ejemplos: AirBNB, Uber, Waze
  • Aportaciones: Blockchain, Internet de las cosas, M2M, Deep Learning, Machine Learning,
  • Sombras: desconocimiento de la nueva tecnología, alto consumo energético.

En definitiva, la digitalización se ha cimentado sobre cuatro pilares/ valores:

  • auto-organización. 
  • transparencia. 
  • constante orientación al cliente
  • aprendizaje continuo

3 oledas digitalización

La tormenta perfecta digital

La Revolución Digital se asemeja a una tormenta perfecta, en la que confluyen al mismo tiempo varias pequeñas tormentas. En concreto, en los últimos 13 años han convivido 4 transformaciones simultáneas:

  • Transformación digital: Vivimos en una carrera permanente por la última tecnología, por arañar un céntimo al ahorro de costes, por conquistar una nueva funcionalidad. La innovación es la nueva fiebre del oro y los emprendedores los nuevos buscadores de pepitas. Esta transformación afecta principalmente a los procesos, también los organizativos, en los que se sitúa la auto-organización.
  • Empoderamiento de las personas: Con la web 2.0 nacieron las redes sociales que nos pusieron a todos a un click de distancia y empoderaron a la ciudadanía. El valor que alentó fue el de mayor transparencia.
  •  Economía social y colaborativa: El día que la ciudadanía se convirtió en creadora de contenidos surgió una nueva sociedad, que también quiere expresarse.
  • Revolución del aprendizaje: ¿Ciudadanos 3.0 con aprendizajes del siglo XIX? Evaluamos a las personas con un modelo de éxito de una sociedad que ya no existe y no las ayudamos a identificar y cultivar sus habilidades y dones naturales. Esa revolución es el paso de la meritocracia a la talentocracia.

La combinación simultánea de estas cuatro transformaciones ha creado 4 palancas o nuevas formas de crecimiento:

  1. Economía colaborativa, basada en Blockchain y las plataformas sociales.
  2. Tecnologías sociales de co-creación, para aprovechar la inteligencia colectiva de las organizaciones o grupos de personas.
  3.  Educación emocional o soft-skills. Como profetizó Daniel Goleman, «nos vemos obligados a afrontar los retos que nos presenta el mundo post-moderno con recursos emocionales adaptados a las necesidades del pleistoceno».
  4. Machine Learning. Creamos una huella digital que puede ser usada para conocer y predecir nuestro comportamiento. La inteligencia artificial permite que las máquinas interconectadas aprendan sin necesidad de la presencia humana. Es la tercera oleada digital, el famoso 4.0, en el que ahora nos encontramos.

Las próximas oleadas digitales serán un perfeccionamiento de estas 4 palancas de crecimiento.